Descalcificadores y osmosis inversa:

El agua en su estado natural lleva gran cantidad de bacterias procedentes de los excrementos de los animales o desechos vegetales arrastrados por las lluvias, así como abonos nitrogenados, residuos industriales.

Independiente de las bacterias y según extracción a diferentes niveles freáticos, nos encontramos con sales, calcio, hierro, nitratos, sulfatos, cloruros, potasio y un sinfín de componentes.

Todo esto afectará el sabor y la apariencia del agua sin mencionar la salubridad, perjuicios que causa la dureza caliza y conductividad del agua de la red para adaptar el tratamiento de agua que se necesita para un lavado perfecto de vajilla, así como mayor duración de la maquinaria, elimina el olor y sabor del agua.